Grasas provenientes de fuentes vegetales en polvo, las cuales proporcionan cremosidad, opacidad y propiedades adhesivas, mejorando la manipulación de los ingredientes y optimizando la incorporación y distribución en mezclas; generando como resultado un producto de alta calidad.

Estas grasas se pueden aplicar a una gran variedad de industrias alimenticias tales como: panadería, galletería, salsas, sopas y fideos, pastas, arroces, comida lista, caldos, premezclas, heladería, entre otros.
Disponibles en variedades de lípidos hechos con Soya, Canola, Cártamo, Girasol, Coco, y Palma.

Este ingrediente se puede aplicar a las siguientes industrias:

Menú